Viajar en van, ¿y por qué no?

Hoy nos hemos levantado hippies y como soñar no cuesta nada, desde Hundredrooms nos hemos planteado realizar un recorrido en van, o más conocida como furgoneta, caravana…

Si en la película “Pequeña Miss Sunshine”, una familia al completo se embarca en un viaje de 3 días para que la menor de la familia participe en un concurso de belleza, creemos que cualquier destino del mundo es ideal para recorrer en van.

via GIPHY

Pero antes de meternos en materia, vamos a echar la vista atrás hacia los orígenes de la van. Fue debido al boom turístico de los años 60 cuando el viajar se convirtió en una cuestión social, de status. A España empezaron a llegar muchos viajeros europeos, los cuales nos contagiaron su entusiasmo y el interés por viajar a nuevos lugares.

Sin embargo, al explotar el turismo, no todo el mundo podía permitirse el viajar por diferentes países europeos, por lo que se pensaron en alternativas más económicas. Y fue ahí cuando surgió la opción de viajar en caravana/furgoneta/van. ¿Quién no tiene en su cabeza la imagen de una furgoneta Volkswagen con unos cuantos hippies recorriendo Europa? O sin irnos más lejos, en España, esos Seat 600 recorriendo la península con toda la familia en su interior y hasta arriba de maletas. Definitivamente, fue este modelo de automóvil en el que los españoles comenzaron a moverse por España y atravesar fronteras.

Y después de esta pequeña mención a la historia de las “vans”, pensamos ¿qué nos llevará a realizar dicha locura dejando nuestras cómodas vidas en el que no podemos vivir sin wifi? Pues bien, entre las ventajas que podemos destacar de recorrer un destino en van se encuentran

  1. Poder conocer y dormir en lugares únicos.
  2. Libertad de movimientos, podemos recorrer tantos kilómetros como queramos.
  3. Improvisación, no hace falta hacer un planning perfecto para recorrer un lugar. ¡Siempre podremos improvisar!
  4. ¡Qué demonios! ¡Es divertido! Y se puede convertir en la mejor forma de viajar.

Sino echad un vistazo al video que subieron unos chicos los cuales restauraron una furgoneta van Volkswagen y se lanzaron a hacer un roadtrip desde Oklahoma hasta Yosemite. Desde luego, diversión tuvieron un rato.

¿Y por qué no convertir tu van en tu casa? Y los días que estés de viaje, ¡pues convertirla en una casa para los huéspedes de Airbnb! Es lo que se les ocurrió a Amanda y Nate, una pareja de fotógrafos los cuales decidieron comprarse una caravana y hacer de ella su propio hogar. Nos lo cuentan en este post del blog de Airbnb. Alucinante.

Unas historias bonitas, y reales, que nos han convencido que viajar en van es toda una aventura.

Pero siempre hay un “pero”, y es que siempre quedarán a los que no les guste dormir en su caravana, así que por suerte en Hundredrooms encontraréis una gran cantidad de apartamentos en los que pasar una noche, dos, ¡según donde la van os lleve!

Dinos que te ha parecido

Ana Vargas

Equipo PR &Communications Hundredrooms.