Suites con encanto: la habitación descapotable

En suites con encanto, no hay nada mejor. Dormir bajo las estrellas pero con cuatro paredes alrededor y en una cama mullida, cálida y confortable es posible. El único alojamiento con techo descapotable del mundo se encuentra en Italia, y vas a querer viajar allí solo leyendo este post. Si siempre has soñado con conducir un descapotable con la melena al viento,  es para ti.

Vía Idealista

Un alojamiento en Italia bajo las estrellas

L’Albereta es un alojamiento que se encuentra en la zona de Lombardía, al norte de Italia. La mayoría de sus habitaciones son normales, a pesar de que el hotel en sí tiene un encanto único, con jardines y rincones muy románticos si vas con tu pareja.

Vía Booking
Vía Idealista

Todas sus 57 habitaciones son diferentes entre sí, cada una con su carácter y un pequeño espacio exterior para disfrutar en solitario. Pero vamos a lo que nos interesa: ese techo retráctil que es una fantasía hecha realidad.

Vía Idealista
Vía Booking
Vía Idealista

Perfecto para viajes de luna de miel

La suite principal cuenta con este techo que te permitirá dormir bajo las estrellas disfrutando el mejor ambiente italiano, tanto para una escapada como para una luna de miel diferente. Además, la experiencia incluye visitas a las bodegas de la familia Bellavista y viñedos de Franciacorta. También cuenta con un spa especializado en detox y tratamientos antiedad para quien lo desee.

Vía Booking
Vía Idealista

Además, sus terrazas dan al Lago de Iseo, entre colinas y viñedos, con lo que disfrutas de un paisaje único en tus vacaciones. Eso sí, ten en cuenta que el precio de una suite normal empieza en unos 230 euros la noche. ¿Te quedarías en este alojamiento descapotable?

Lago de Iseo

Comparte si te ha gustado

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (Sin valoraciones)
Cargando…

 

 

 

Dinos que te ha parecido

Raquel Sánchez

Marketing digital y comunicación. Me gusta viajar, hacer ilustraciones y que no me hablen durante las películas. Honestidad, pasión por lo que haces y sentido del humor, no hace falta más.