Que ver en Zamora: La capital románica por excelencia

Zamora es una ciudad medieval con un encanto especial. Su historia está dedicada a la religión. Y eso es porque está llena de iglesias y conventos de arquitectura románica, repartidos por sus calles. En nuestra guía te contaremos todo lo que tienes que ver en Zamora. Desde su Catedral, su castillo, el palacio de los Momos y los distintos museos.

Catedral de Zamora

Que ver en Zamora

La capital de Zamora está atravesada por el río Duero, dejando unas magníficas vistas y sus cinco puentes monumentales. Además la ciudad está amurallada, por lo que te podría llevar a la época de los caballeros con armaduras de acero. Se sitúa en la parte intermedia entre Ponferrada, León, Valladolid, Salamanca y Oporto. Aunque esta última, está un poco más lejos. De los demás lugares que están alrededor, se puede llegar en coche en una hora aproximadamente. Por lo que si visitas Zamora, si quieres ver más cosas, siempre puedes visitar el resto de Castilla y león en pocas horas.

La ciudad está llena de iglesias de arquitectura románica, se dice que Zamora es la ciudad con el mayor número de templos románicos por superficie del mundo. Una de las celebraciones más importantes de Zamora es la Semana Santa. En este vídeo os mostramos un vídeo promocional del año 2016, para que te hagas una idea de como lo viven los zamoranos. (Si quieres más información te dejamos la página web oficial)

Catedral de Zamora

Es la más antigua y más pequeña  de la comunidad autónoma de Castilla y León. Se construyó entre los años 1140 y 1174. El templo de estilo románico también se mezcla con el gótico y el bizantino en algunas partes de su estructura. Una es la parte de la cabecera con la bóveda, y la otra la cúpula hecha con conchas y escamas de piedra. Estos detalles la hacen destacar entre las demás.

La Catedral de Zamora fue construida sobre el antiguo templo salomónico, derruido por orden del obispo Esteban y el rey Alfonso VII de León. Las partes a destacar son la Puerta del Obispo, una fachada preciosa llena de detalles esculpidos, pero sin esculturas. Luego encontramos la torre del Salvador, de 45 metros de alto, donde podemos ver unas estupendas vistas de Zamora. Y por último si quieres conocer aún más su historia, puedes visitar el Museo Catedralicio.

Una publicación compartida de braccilopez (@braccilopez) el

Castillo de Zamora

El castillo es uno de lugares que tienes que ver en Zamora. Es impresionante, rodeado por una muralla y un gran foso, se levanta una fortificación donde destacan el patio de armas y la torre del homenaje. Si haces una visita, podrás disfrutar de las vistas y su estructura arquitectónica, además de sus jardines con varias esculturas y un mirador de la ciudad. Desde este puedes observar Zamora al completo, incluido el río del Duero. Así como el bosque del Valorio, un precioso parque lleno de árboles y plantas. Si quieres disfrutar de llevar a los niños a Zamora te recomendamos pasear por el Valorio, encontrarás pura naturaleza y un parque con columpios y toboganes.

Palacio de los Momos

El Palacio de los Momos es de estilo renacentista con la decoración del gótico isabelino. Se construyó entre el siglo XV y el XVI, y fue residencia de Pedro Rodríguez de Ledesma, caballero de la Orden de Santiago. El nombre de Momos, proviene de unas caretas de piedra, que están debajo de las ventanas. Actualmente forma parte de la Audiencia Provincial. Se puede disfrutar de la fachada del edificio, lleno de detalles florales y escudos de piedra.

Palacio de los Momos Zamora

Teatro Principal de Zamora

Antiguamente el teatro empezó como corral de Comedias en el siglo XVII. Era distinto a los demás de la época, porque este estaba cubierto y no era de índole benéfico. Pero antes de estar el edificio, estuvo el Monasterio de Santa Paula. Si cuando vengas por Zamora, quieres disfrutar de alguna excelente obra de teatro o musical, puedes visitar su teatro.

Plaza Mayor de Zamora

Lo curioso de esta plaza es que tiene la iglesia de San Juan de Puerta Nueva en su centro, esto es porque antiguamente estaba pegada a otros edificios, que fueron derrumbados para ampliar la plaza. También se encuentran dos ayuntamientos, el antiguo y el que está en funcionamiento. El lugar, es el punto de unión de Zamora, ya que 9 calles principales acaban en ella. Podemos encontrar todo tipo de restaurantes y bares, desde los típicos zamoranos hasta algún chino. Una de las salidas de la plaza, es la calle Balborraz, muy famosa por su estilo modernista en las fachadas de los edificios, que están pintados de distintos colores. Si recorres la callejuela llena de tiendas, llegarás al río Duero.

Una publicación compartida de Antonio Castelo (@tonkat2) el

Una publicación compartida de Luisa (@9travelphotos) el

Museo de Zamora

El museo de Zamora se originó en la época de las desamortizaciones de las iglesias, dando el edificio al ayuntamiento. Por este motivo, las primeras obras, eran pinturas eclesiásticas. Pero no fue hasta el 1993 que se reformó para adaptarlo completamente como museo.

El edificio, llamado el Palacio del Cordón, destaca su fachada, que contiene ornamentos que enmarcan el arco y unos escudos de las familias propietarias. Se hizo una ampliación con un edificio de estilo modernista que alberga la sala de restauración y los restos de las arquerías del patio y la escalera. Y  por último se puede visitar la sala que perteneció a la iglesia de Santa Lucía.

Museo etnográfico de Castilla y León

Se inauguró en Zamora el año 2002, está dedicado completamente a la cultura y gente de la región leonesa. Dispone de 4 plantas diferenciadas por su temática: El tiempo y los ritos, la forma y el diseño, el alma y el cuerpo, y el símbolo y función del barro. Si te gustaría enterarte de toda la historia que recoge Zamora y sus alrededores, este es el lugar indicado.

El Río Duero y el Puente de Piedra

Fue construido en el siglo XIII y mide unos 280 metros de largo, es de estilo románico y antiguamente era el único que llegaba a la ciudad. Es un puente muy bonito con muchos arcos de piedra y unas “ventanas” entre ellos. Puedes recorrer el río por un paseo por la orilla del río, que te hará disfrutar de la brisa fresca y de la vegetación que se encuentra en sus orillas.

Puente de piedra y río Duero en Zamora

Comer en Zamora

Al estar cerca de Galícia y Asturias, sus platos tiene matices de esas tierras. El plato principal es la carne de caza, desde liebres y jabalís, pasando por perdices. Pero si no te gusta tanto la carne, tienen muy bueno el queso zamorano, comúnmente de vaca, pero que a veces los combinan con la leche de oveja. Si quieres probar cosas nuevas, destacan las ancas de rana acompañadas con arroz. Tres de los platos más típicos son el pulpo a la sanabresa, el bacalao a lo tío y los turriyones alistanos.

Si no sabes donde ir a comer, te recomendamos los restaurantes Los caprichos de Meneses, El rincón de Antonio y el Capitol. En todos ellos disfrutarás de comida auténtica zamorana.

 Apartamentos en Zamora

Si te ha hecho ganas ir de viaje a Castilla y León, visitar sus iglesias, disfrutar de la arquitectura románica o simplemente de sus gente. Puedes disfrutar cómodamente y a muy buen precio de un apartamento en Zamora de Hundredrooms.

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (25 votos, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Dinos que te ha parecido

Pau Barceló

Productor Multimedia y de Marketing digital. Si quieres ser feliz recuerda siempre que Timón y Pumba decían: "Hakuna Matata". Amante del mundo cinematográfico y audiovisual en general, además me encantan los videojuegos, la música y la cultura japonesa.