Las playas de colores más increíbles

¿De verdad existen playas de colores? Así es. El mundo nunca deja de sorprendernos. Probablemente nunca lo haga… y esperemos que así sea. Habitualmente por medio de los actos del ser humano, peculiar e imprevisible por genética, pero también gracias a la propia naturaleza. Seguro que todos habéis pisado la arena de decenas de playa, incluso cientos; sin embargo, igual de probable es que esa arena haya seguido siempre los mismos patrones. O muy similares. Más o menos gruesa y de color beige: el estándar de las arenas. Algo que te invitará a pensar que todas las playas son casi idénticas -salvo por su geografía, obvio- y es aquí cuando la madre naturaleza entra en escena para sorprendernos una vez más.

Podemos encontrar playas de tantas tonalidades como colores existen

Panaluu Beach, Hawaii

Playa de negra arena. La imagen de Panaluu Beach contraste con aquella que tenemos interiorizada a primera vista. Todos estás acostumbrados a ver y a pasear sobre la arena brillante y clara de nuestras costas más próximas. Ahora bien, esta destaca por ser completamente distinta: arena negra y oscura.

Playas de arena negra

Como supondrás, una particularidad de esta magnitud tiene su explicación. Y así es. El color de esta arena se debe a la proximidad de esta orilla con el Parque Nacional de los Volcanes del sur de Hawaii. El propio mar se encarga del resto para dar vida a esta particular playa.

Papakolea Beach, Hawaii

Playa de arena verde. De nuevo, muy cerca de la anterior, Hawaii puede presumir de tener unas de las únicas cuatro playas de arena verde del mundo en su costa. Un caso no tan impactante en un primer momento; pero, no por ello, menos singular.

Playas de colores

El origen de este color verdoso está en el mineral olivino, conocido como el “diamante de Hawaii”. Éstos proceden también de los volcanes de la zona, en este caso de sus conos, pues es un mineral común de sus lavas. En este caso, los fragmentos de olivino se forman a partir de la erosión provocada por el impacto del mar.

Kaihalulu Beach, Hawaii

Playa de arena roja. Seguimos en Hawaii, aunque esta vez en la isla de Muai. Negro, verde y ahora rojo. Un color muy llamativo y que se puede encontrar en muy pocas playas del mundo. La más famosa de ellas es la de Kaihalulu, a su vez muy escondida.

Playa de arena roja

La explicación, una vez más, reside en la constante erosión de una colina a manos del oleaje marino. En este caso, su mineral más predominante es el iron, de ahí el color rojizo de su arena, cuyo contraste con el mar azul y la vegetación verde es digno de ser fotografiado.

Playa La Tejita, Islas Canarias

Playa de arena gris oscuro. En España también podemos presumir de la riqueza de nuestras playas. Por número de playas nacionales era una simple cuestión de probabilidad, alguna diferente tenía que haber. Concretamente en el archipiélago canario, en Tenerife.

Playa de arena gris

La playa de la Tejita es mundialmente conocida por el color oscuro de su arena, también debido a la actividad volcánica de la zona. Sin embargo, no llega a ser completamente negra, al nivel de Panaluu Beach, sino en un tono algo más grisáceo. Sea como sea, un paisaje muy singular y muy cercano, un must en el mapa de todo viajero.

Xi Beach, Grecia

Playa de arena naranja. No en España, pero sí en Europa se pueden disfrutar de algunas playas más de particulares colores. En Grecia, la playa de Xi también es muy conocida por el color naranja de la arena de su playa. Claramente más oscura de lo normal.

Playa de arena naranja

Un color que nace de la naturaleza arcillosa de la arena, utilizada habitualmente con fines estéticos y medicinales. ¿Cómo? Muy fácil, aplicándose una capa de arena en el cuerpo como si fuese una crema al uso. Dejar secar y aclarar posteriormente. Un spa a pie de playa.

Elafonisi, Grecia

Playa de arena rosada. No hace falta salir de Grecia para encontrar un nuevo color en nuestro listado. En la isla de Creta, en la parte suroeste, encontramos este pequeño edén de color de rosa. Un tinte que la de una apariencia extremadamente acogedora, ¡invita a descalzarse solo con verla!

Elafonisi Beach en Grecia

Y también tiene su propia explicación: en los corales marinos. Esta playa está situada en el entorno especial de la Reserva Natural de Lafonisi, donde habitan estos característicos animales marinos. Una vez mueren, de sus arrecifes nacen pequeños organismos rojos que son llevados a la orilla por el corriente, así como los pequeños fragmentos de conchas que yacen al fondo del mar.

Pfeiffer Beach, California

Playa de arena violeta. En California existe otra de esas playas que cortan la respiración solo al verlas… incluso en foto. Todo aquel que visite la Pfeiffer Beach caerá en el encanto de los tonos violetas de sus aguas y su arena. Un claro ejemplo de que, una vez más, la realidad supera a la ficción de los cuentos.

Playa de arena violeta

Sí, es violeta, en todas su variedades. Un color que se propaga en el ambiente y que tiene su origen en los guijarros de piedra amatista que están esparcidos en su arena. Para el público masculino, la amatista es una variedad violeta y cristalizada del cuarzo que se usa en joyería.

Hyams Beach, Australia

Playa de blanca arena. Empezamos por el negro y acabamos con el blanco impoluto de la arena de Hyams Beach, en Australia. Muy brillante y muy similar a la nieve, tanto en apariencia cegadora como en la sensación al andar. Además, esta arena es bastante ruidosa a su paso. Similar al que se escucha al pisar fragmentos de cristal.

Playa de arena blanca
Foto| Leah-Anne Thompson

Esto se debe a la naturaleza de los granos que forman esta arena: ¡son excrementos de pez! Sorpresa. Aunque, por suerte, eso no es del todo así. Ciertamente se trata de fragmentos de corales que los peces loro no pueden digerir y expulsan en forma de granos. La corriente marina se encarga de llevarlos a la orilla y… voilà, el resultado es la playa con la arena oficialmente más blanca del mundo.

¿Quieres pisar alguna de estas coloridas arenas? Pues recuerda que en Hundredrooms puedes encontrar al apartamento perfecto para pasar un tiempo en el lugar que tú elijas como si estuvieras en casa. ¿Para qué están unas vacaciones si no es para salirse de lo común?

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (4 votos, Promedio: 4,75 de 5)

Cargando…

Dinos que te ha parecido

Francisco Garau

Periodista volcado al mundo digital. Aprender escribiendo y escribir para enseñar, esa es la cuestión. Español de nacimiento pero con una huella londinense imborrable. Amante de los viajes, el deporte, la música y del buen cine.