Maravillas naturales desconocidas de España

España está llena de maravillas naturales, algunas muy conocidas entre españoles y turistas que visitan el país. Sin embargo, muchas otras siguen siendo algo desconocidas, excepto para los más aventureros. ¿Te gustaría descubrir estos paisajes de infarto?

El Meandro de Melero, Cáceres

En la comarca de las Hurdes, en la frontera entre Cáceres y Salamanca, se encuentra este espectacular paisaje, una de las curvas más sinuosas del río Alagón. Es un lugar bastante desconocido, pero que merece la pena visitar y apreciarlo desde el mirador. Los colores de este paisaje cambian según la época del año.

Los valles pasiegos, Cantabria

La comarca cántabra de los Valles Pasiegos es un lugar mágico de aire rural en un entorno verde. Muchos días, descienden las nubes entre los valles, lo que le da un toque de misterio a esta zona de ganaderos. Por aquí pasa el río Pas y sus afluentes, que terminan de modelar el valle.

Valle de Ucanca, Tenerife

Este paisaje que bien podría estar en Marte se encuentra en realidad en Tenerife, y tiene un origen volcánico. Las rocas del valle Ucanca están erosionadas dándoles un aspecto ondulado, y los tonos rojizos de la roca lo convierten en un lugar alucinante que visitar.

Parque Natural de Gorbea, País Vasco 

Conocido también como el bosque encantado, este parque natural en el País Vasco es un lugar de ensueño. Se encuentra entre las provincias de Álava y Vizcaya. Destaca el hayedo de Otzarreta, compuesto por 120 árboles que han crecido de forma curiosa debido a las podas que se practicaban antiguamente.

La cala Sa Calobra, Mallorca

Esta pequeña cala escondida en Mallorca es solo accesible a través de un estrecho camino de montaña. Tras cientos de años de erosión, el torrente de Pareis abrió camino en la sierra de la Tramuntana para albergar esta playa, entre acantilados de 200 metros de altura.

Bárdenas Reales, Navarra

Estas montañas que parecen talladas a mano componen otra de las maravillas naturales más desconocidas de España. El suelo de arenisca de las montañas ha sido erosionado por el agua y el viento, creando estos increíbles barrancos.

Parque Natural Urbasa Andía, Navarra

El parque Natural de Urbasa Andía, contiene un impresionante bosque de hayas, y por él, discurre un precioso río de agua turquesa, el Urederra, uno de los afluentes del Ebro. Vale la pena seguir el curso del río y disfrutar del curioso color de sus aguas.

El salto de Asón

Esta cascada de 50 metros de altura que aterriza sobre un valle glaciar es también conocido como el “valle donde nace el arco iris”. La verdad, es que desde aquí las vistas son de lo más dramáticas. Para disfrutar de ellas, hay que seguir el curso del río desde el poblado de Asón.

Parque Natural de Somiedo

Este parque asturiano perdido en la montaña cuenta con unas construcciones tradicionales la mar de curiosas, llamadas teitos. Estas casas de piedra se caracterizan especialmente por sus tejados en pico construidos con material vegetal.

Mallos de Riglos, Aragón

Los mallos de Riglos están situados en el valle del Ebro, y se tratan de unas gigantescas rocas de material calcáreo que, erosionadas por el tiempo, han dado forma a estas impresionantes torres de roca. Alcanzan los 275 metros de altura y se encuentran a unos 45km de Huesca.

Fragas do Eume, Galicia

En Fragas do Eume en Galicia podrás encontrar uno de los mejores bosques atlánticos de Europa. Por las riberas del río se despliega un paisaje verde inigualable que le dan a la vegetación un aspecto de bosque encantado.

Hoces de duratón, Segovia

El Parque Natural de las Hoces del Río Duratón tiene uno de los valles más bonitos de España. El río está lleno de curvas cerradas que han acabado modelando estas espectaculares hoces. Visita rural obligada en Burgomillo, en la provincia de Segovia.

Playa de Gulpiyuri, Asturias

Esta extraña playa, situada tierra adentro, es uno de los paisajes naturales más curiosos de España. El mar tiene acceso a la pequeña playa a través de un hueco de unos 50 metros de diámetro. Por si fuera poco, la playa más pequeña de España sufre mareas, por lo que aparece o desaparece según la hora del día.

Parque Natural de Timanfaya, Lanzarote

Timanfaya es una de las mejores muestras de hábitat volcánico apenas tocado por la vegetación. Este parque surgió debido a violentas erupciones volcánicas alrededor del S.XIX, lo que ha dado lugar a una singular belleza paisajística.

Valle de Guadalest, Alicante

Este lago de aguas turquesas es otro de los paisajes más desconocidos pero maravillosos de España. Aquí también se puede disfrutar de los almendros en flor, olivos centenarios, ruinas de castillos árabes y cumbres de más de 1.300 metros de altura.

 

¿Cuál de ellas te gustaría explorar?

¡Comenta y comparte!

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (5 votos, Promedio: 4,20 de 5)
Cargando…

Dinos que te ha parecido

Marivi Cervi

Amor por los libros y los viajes. Granadina viviendo en Mallorca y pensando en Seúl. Si acabas de descubrir un sitio increíble, ven y cuéntamelo. Te espero con café ;) @mvcervi