Campos de concentración cerca de Berlín: Sachsenhausen

La historia deja huella, y en el campo de concentración de Sachsenhausen permanece viva, aunque muchos signos y símbolos de la terrible época nazi se han borrado en Alemania, otros existen para dar ejemplo de que hay cosas del pasado que no se pueden repetir. Desde Berlín, hay visitas a algunos de los campos de concentración más importantes de aquella época, como Sachsenhausen, a 35 km de la capital alemana.

Si vas a Berlín y quieres empaparte en la historia de Europa, desde Hundredrooms te descubrimos la ruta para ver Sachsenhausen.

sachsenhausen

Un poco de historia de Sachsenhausen

Este campo de concentración se sitúa fuera de Oranienburg, una población cercana a Berlín, y se inaguró en 1936. Fue uno de los más grandes e importantes de la época y su función, ya conocida por todos, era la de encerrar, internar y matar a opositores al régimen, comunistas, judíos, homosexuales, gitanos, prisioneros de guerra y hasta testigos de Jehová. El número de personas que pasó por este lugar, cerca de 200.000, dejó un importante legado, y se cree que alrededor de 30.000 prisioneros perdieron la vida en Sachsenhausen.

Allí los esclavos eran sometidos a continuas vejaciones y debían trabajar fabricando ropa, calzado, billetes, y material de guerra. El diseño de sus instalaciones sirvió de modelo para otros campos de concentración en muchos otros lugares del país.

Posteriormente, en 1945 se transformó en campo especial NKVD soviético, convirtiéndose en el más grande de la zona de ocupación soviética hasta 1950, tiempo en el que 60.000 presos políticos, militares y funcionarios del III Reich estuvieron internados. De éstos, sobre 12.500 de ellos murieron por enfermedad. A partir de 1961, y ya pasados los peores años, empezó a erigirse como un lugar de conmemoración, que queda retenido en la memoria de todos, y de ahí su importancia para realizar una visita a Sachsenhausen.

Desde 1993 el campo de concentración de transformó en un museo y memorial que se visita de forma gratuita aunque puede dejarse algo de dinero si uno lo desea.

 

barracones exteriores

Visita al campo de concentración de Sachsenhausen

En esta visita se conocen aquellos lugares más representativos durante los años en los que acogió el horror y la depresión. La visita guiada sirve para explicar con detalle cada una de las dependencias por las que los presos estuvieron y nos trasladan al pasado más oscuro de Europa.

En esta visita a Sachsenhausen se recorren, por ejemplo, los principales edificios donde estaban las celdas de castigo, lugares en los que se encerraba a los prisioneros, pero también se les torturaba. Los visitantes se detienen en el barracón 38, donde solían estar los judíos y los hacinaban sin control ni piedad, y en forma de exposición explica la vida de éstos en su interior.

Por fuera, el ambiente es sobrio y frío, encontrando diversos senderos en color gris con los mismos caminos que se utilizaban en su pasado para ir de un lugar a otro. Entre los distintos lugares que se pueden visitar del campo de concentración de Sachsenhausen, destacan la torre A, que servía de vigilancia, además de la cocina y la lavandería, con exposiciones permanentes y objetos que se empleaban anteriormente en estas dependencias. Además del barracón 38, hay otros emplazamientos en los que tenían lugar asesinatos masivos y que pueden verse, como son la fosa común, la cámara de gas o el crematorio, además de la zanja de las ejecuciones. Lugares que no dejan a nadie indiferente. Otras dependencias por las que se pasa son las oficinas y habitaciones en las que residían los soldados nazis en su momento. En todo el circuito, encontramos exposiciones permanentes y también temporales, que narran cuál fue la cronología de Sachsenhausen, además del Memorial de la Liberación.

 

Barracones

Cómo llegar al campo de concentración de Sachsenhausen

Si bien está cerca de Berlín, llegar hasta Sachsenhausen es sencillo y rápido. Lo mejor es coger el tren regional R5 hasta la población de Oranienburg, que suelen ser unos 30 min de viaje. Hay que bajarse en la segunda parada. También está el tren de cercanías S1 que se coge en Potsdamer Platz, Friedrichstrasse o Gesundbrunnen, también en la capital alemana, y bajarse en la población de Oranienburg, la más cercana al campo de concentración. Mientras que el tren RB 12 (Regionalbahn 12 dirección Templin) permite llevarnos hasta Oranienburg, desde la parada Berlin-Lichtenberg. El trayecto suele durar 25 min aproximadamente.

Desde esta estación se puede coger el autobús, el 804 y el 821, y bajarse en la parada Gedenkstaette, o bien andar hasta el memorial siguiendo las indicaciones pertinentes. Este trayecto suele durar sobre 30 minutos aproximadamente.

Hay autobuses que van directamente desde Berlín pero el trayecto es mucho más largo. Si se va en coche, es necesario coger la autopista A111 hacia Hamburgo. Una vez allí, irse hacia  Oranienburger Kreuz y tomar la A10, luego la salida de Birkenwalder y llegar a Oranienburg. El camino hacia el campo de concentración está debidamente señalado hacia Gedenkstätte.

alambrada campo ceoncentracion

Horarios del memorial Sachsenhausen

El centro de concentración Sachsenhausen está abierto todos los días de la semana, del 15 de marzo al 14 de octubre de 8.30 a 18.00h y del 15 de octubre al 14 de marzo de 8.30 a 16.30h. La entrada es gratuita pero si se quiere audioguía tiene un coste, también se puede dejar algo de dinero en caso de que uno quiera. Para las visitas guiadas en grupo hay precios superiores, a partir de 15 euros.

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (32 votos, Promedio: 4,88 de 5)
Cargando…

Dinos que te ha parecido

Francisco Garau

Periodista volcado al mundo digital. Aprender escribiendo y escribir para enseñar, esa es la cuestión. Español de nacimiento pero con una huella londinense imborrable. Amante de los viajes, el deporte, la música y del buen cine.