7 destinos europeos low cost

Hemos encontrado 7 destinos europeos low cost que lo son ¡todo el año! No son solo estacionales, es decir, baratos en otoño y ni mirarlos en temporada alta, ¡no! Escojas las fechas que escojas los precios bajos se mantienen.

Existe el mito de pensar que son ciudades más baratas porque no tienen ningún interés especial, pero nada más erróneo y alejado de la realidad. Son ciudades ricas en cultura, historia, belleza y respeto por el poder adquisitivo del visitante.

¿Quieres saber por cuánto puedes pasar el día incluyendo alojamiento, dietas y visitas culturales o de ocio?


 

Lisboa

shutterstock_228045787Mañana: desayunar en Lisboa implica probar los famosos “Pastéis de Belem” con un café, los puedes encontrar por cualquier parte a menos de 1 euro la unidad. Así que por 3 euros redondeando a la alta se puede desayunar. Después es imprescindible pasear por la ciudad y ver la Plaza del comercio, de del Rossio o del Marqués de Pombal.

Tarde: tras semejante paseo nada mejor que buscar un buen sitio para comer y probar la famosa y calórica francesinha por menos de 4 euros ¡con agua incluida! Quemar la ingesta es posible si sigues el paseo por la Catedral, el Monasterio de los jerónimos y la Torre de Belém.

Noche: si ya se ha puesto el sol puedes dejar los museos para otro día y buscar comer un buen bacalao como cena. Por 14 euros estamos hablando de comer un plato ¡gourmet! Y por 30 euros puedes dormir en una preciosa casa vacacional.

Total: 51 euros. ¡con IVA incluido!
*Los caprichos, regalos e imprevistos van a parte. 😉


 

Varsovia

shutterstock_391695712

Mañana: un desayuno típicamente polaco consiste en huevos revueltos, tortitas de papa y pan de centeno llamado kanapki. Por 12 PLN (Zloty), su moneda tradicional, tienes un desayuno completo en un sitio de calidad. Para que nos entendamos, 12 PLN equivalen a 2,88 euros.

Tarde: por 20 PLN = 4.80 euros, es fácil encontrar comida de calidad y abundante hasta decir ¡basta! por el maravilloso casco viejo, consistente  2 platos típicos: sopa + pollo con ensalada de col y bebida. Después, una de las mejores opciones es hacer la digestión en el Parque Lazienki.

Noche: Para cenar buenas cantidades, comida tradicional y a muy buen precio, de lo mejor que puedes encontrar en Varsovia es el Bar Mleczny. Por menos de 20 PLN=  4.80 euros se cena y tan bien que el siguiente paso será hacia la cama. Hay apartametos turísticos en el casco viejo desde 33 euros la noche.

Total: 45.48 euros ¡con IVA incluido! 
*Los caprichos, regalos e imprevistos van a parte. 😉

 


 

Budapest

budapest

Mañana: te puedes gastar tanto como quieras en un desayuno, según dónde vayas, pero en la gran mayoría de lugares de a pie, con unos 4 euros tienes tu pan con embutido, huevos, quesos o si eres más de dulces pasteles típicos con café o tés. En algunos lugares es típico beber al final una copa de pálinka, especie de vodka que ayuda a la digestión. Pero si te parece demasiado para iniciar el día, te proponemos dar una vuelta por los alrededores del Castillo de Buda, ¡no hay mejores vistas a la ciudad!

Tarde: una vez hayas visto también el bastión de los pescadores ya puedes sentarte en la mesa a degustar un buen Goulash aderezado con su especia estrella, la paprika y su segundo por unos 4.600 florines, menos de 15 euros.

Noche: Váci Utca es la calle comercial más famosa de budapest, perfecta para hacer algunas compras, visitar museos y encontrar locales típicos para cenar por 3.740 florines = menos de 12 euros por persona. Dormir en apartamentos turísticos también es muy asequible, por 37 euros puedes reponer fuerzas para ir al balneario al día siguiente ¡no te lo pierdas!

Total: 68 euros. ¡con IVA incluido!
*Los caprichos, regalos e imprevistos van a parte. 😉


 

Sofía

sofia

Mañana: saborear Sofía es probar el típico banitsa búlgaro con bebida de yogur ayryan. ¿Cuánto cuesta? Pues la friolera de 5 Lev, menos de 3 euros. Siempre hablamos de locales callejeros que mantienen los estándares de calidad y sabor, nada de restaurantes refinados donde sobre todo se paga la ubicación y decoración.

Tarde: la sopa fría de pepino o en su nombre más sofisticado el Tarator, te sentará estupendamente bien después de haber pateado la preciosa Vitosha mountain. Por 7.40 Lev = 4.10 euros recuperarás fuerzas para seguir, esta vez mejor por el centro de la ciudad, y concocer la iglesia Alexander Nevski por ejemplo.

Noche: Si ya se ha puesto el sol, es hora de ponerse a cubierto en un buen local y cenar algo tan típico como una kavarma por unos 7 o 10 Levs = de 4 a 5 euros. Y resguardarse de la noche en un buen apartamento turístico a partir de 66 Lev o lo que es lo mismo, 33 euros.

Total: 45.1 euros. ¡con IVA incluido!
*Los caprichos, regalos e imprevistos van a parte. 😉


 

La Valeta

malta

Mañana: empezar con energías en Malta es empezar el día con una piadina, agua y café por 5 euros. Es un comienzo fuerte para aprovechar al máximo el día paseando por la bahía, la catedral de San Juan, cuyo interior es más que impresionante y por Merchant Street, el corazón de la ciudad. A no ser que os mováis en taxi, no os dará tiempo a ver mucho más antes de comer.

Tarde: cuando el hambre aprieta hay que obedecer a los instintos más básicos y pararse a repostar con la comida maltesa como bragioli, pastel de lampuki o pastizzi. Según dónde vayas puedes pagar más o menos, pero por 15 euros puedes deleitarte gratamente con un buen menú. ¿Y qué más hacer hasta la noche? Visualizar la ciudad desde la antigua torre de vigilancia, no hay mejores vistas en la ciudad. Visitar la plaza de San Jorge…

Noche: entre plaza y plaza se pasan las horas y llega el momento de la última cena antes de ir a dormir. El conejo asado es un plato muy popular y nutritivo que puedes encontrar por unos 10 euros. Con la barriga llena y con un módico precio de 23 euros la noche, ya puedes ir a descansar con la satisfacción de tener los deberes ¡bien hechos!

Total: 53 euros. ¡con IVA incluido!
*Los caprichos, regalos e imprevistos van a parte. 😉


 

Berlín

berlin

Mañana: si quiere probar el Frühstück típico alemán debes pedir el Bauernfrühstück. ¿Qué nos puede costar un desayuno tan completo? Hasta 6 euros, pero si te lo terminas, probablemente llegues a la cena sin probar otro bocado y sin dejar de conocer rincones tan interesantes como la Nueva Guardia, Tacheles o East Side Gallery.

Tarde: a partir de las 12 ya puedes comer en Berlín, pero después del desayuno quizá lo hagas a las 16.00h. La carne de cerdo con verduras es muy popular y en el juvenil barrio de Kreuzberg encontrarás restaurantes tradicionales por los que pagarás 15 euros y comerás excesivamente bien.

Noche: cuando cae la noche nuestro lugar está a cubierto en cualquier apartamento céntrico por 45 euros la noche. Si todavía tienes hueco en el estómago, por 305 euros puedes cenar la típica y sabrosa salchicha alemana. Después de eso solo podrás decir, buenas noches.

Total:  69.5 euros. ¡con IVA incluido!
*Los caprichos, regalos e imprevistos van a parte. 😉


 

Estambul

estambul

 

Mañana: antes de probar bocado es obligado, repetimos ¡obligado! ver amanecer en el bósforo. Después de alimentar el alma, toca alimentar el cuerpo en cualquier puesto callejero, disfrutarás al máximo con cualquiera de sus especialidades de desayuno: Kokoreç, borek, yogures… por menos de 2 liras turcas = menos 0.66 euros.

Tarde: el palacio Topkapi tiene su estratégica ubicación, además de algunas de las piezas históricas más caras del mundo, la entrada cuesta 25 liras turcas = 8.30 euros. Otro lugar mágico son las cisternas de Yerebatán, pero puedes dejarlo para después de comer un buen Kebab que te saldrá como máximo por 5 liras turcas = 1.66 euros. Como veréis aquí lo caro es visitar monumentos, no comer.

Noche: lo que no debes perderte bajo ningún concepto por la noche es callejear y sobre todo ver las mezquitas en el parque de Sultan Ahmet. Ni tampoco una cena típica en algún restaurante de calidad, por 30 liras = menos de 10 euros la tienes. Después de semejante trajín solo queda cerrar los ojos en tu apartamento turístico por 34 euros la noche.

Total:  54.62 euros. ¡con IVA incluido!
*Los caprichos, regalos e imprevistos van a parte. 😉

Dinos que te ha parecido