13 aldeas de Alsacia que parecen de cuento

Alsacia es una región encantadora situada al este de Francia, muy cerca de la frontera con Alemania y Suiza. Se trata de un lugar de fusión cultural y arquitectónica, que ha dado lugar a algunas aldeas irreales que parecen completamente sacadas de un cuento. Hoy hacemos un recorrido por algunas de ellas. Tanto si eres un enamorado de los lugares con encanto como un amante empedernido del vino, estos pueblos de Alsacia te conquistarán.

Eguisheim

Este pueblecito, que parece una ilustración en un cuento, se compone de una sucesión de casas entramadas, torres, fuentes e iglesias, que se confunden en un apiñamiento de de tejados rojizos. Se encuentra en el departamento del Alto Rin, en la región de Alsacia, y es parte de la asociación de los pueblos más bonitos de Francia.

Además, es parte de la Ruta del Vino de Alsacia. ¿Alguna otra razón por la que debas visitarlo?

Colmar

Colmar es uno de los pueblos más visitados de Alsacia. Sus edificios de estilo medieval increíblemente bien conservados, el río. las fachadas de colores vivos y las flores que decoran las calles la convierten en un lugar encantador para los turistas extranjeros como para los propios franceses.

Esta ciudad cuenta con un rico patrimonio cultural: el teatro municipal, los canales, el ex-convento de los Dominicanos, el Colegial de San Martín y varias construcciones que se remontan a la edad media.

Turckheim

Antigua ciudad comercial fundada en el año 700, Turckheim está situada a 15 minutos en coche de Colmar, escondido entre viñedos. Forma parte de la Ruta del Vino.

Esta población, que parece sacada de cuento, nos transporta a otra época cuando paseamos por sus calles y plazas. Una de las mayores curiosidades de Turckheim es el vigilante, que sigue haciendo ronda cada noche a partir de las 10pm para asegurar que todo está en orden.

Niedermorschwihr

Esta pequeña aldea, situada en el departamento de Alto Rin, cuenta con muchas casas de entramado de madera y una iglesia con una torre trenzada única en Alsacia.

Kaysersberg

En esta comuna francesa predominan las casas bajas, las fachadas entramadas y los tejados pronunciados. En medio de un valle bañado por viñedos, el pueblo está atravesado por el río Weiss.

Kaysersberg es una población de un gran valor turístico debido a su arquitectura medieval, de la que todavía quedan templos y murallas. Algunos de los puntos a visitar son el ayuntamiento, de estilo renacentista, el puente fortificado, del siglo XV, y la Hostería del puente.

 

Riquewihr

El aspecto de este pueblo es de cuento total. Está en la lista de Les plus beaux villages de France.

Una bella característica de Riquewihr es que parece estar detenido en el tiempo. Sus casas históricas datan de los siglos XV y XVI e invitan al caminante a perderse por ellas. El bonito entorno de viñedos termina de completar la estampa.

Hunawihr

Otro pueblo rodeado de campos de viñedos, como tantos de la región de Alsacia. Se encuentra en la ladera de un estrecho valle y en él destaca la iglesia fortificada de St Jackes-le-Majeur, construida en el siglo XIV.

Ribeauvillé

Pequeña aldea y centro de producción vinícola de Alsacia. Está integrada dentro de la famosa ruta de los vinos. Ribeauvillé está rodeada por murallas medievales y cuenta con un manantial de aguas cálidas convertido en un balneario. Mires Ribeauvillé desde el ángulo que lo mires, esta pequeña aldea parece sacada de un cuento.

Cerca de ella se pueden visitar los castillos de Ulrichsburg, Girsbert y Hohrappolstein, situados sobre las colinas más próximas.

Bergheim

Berheim es una comuna que está flanqueada por 10 torres, y compone uno de los mejores ejemplos de fortificaciones que todavía existen en Alsacia. Algunos de los puntos a visitar en esta bella y floreada aldea son la iglesia, la antigua sinagoga, y el museo de las brujas, así como disfrutar de una copa de vino en una bodega local.

Sélestat

Este pueblo situado en el corazón de Alsacia se encuentra en la rivera del río Ill. Se encuentra muty cerca del castillo Haut-Koeningsbourg.

Mittelbergheim

Es uno de los pueblos más pintorescos de la región. Está situado a pie de la colina Crax. Algunos de los principales lugares de interés son sus casas renacentistas, los molinos de aceite y la iglesia de Saint-Etienne. También son una para obligatoria sus bodegas y bares.

Obernai

Situada en el Bajo Rin, Obernai fue propiedad de los duques de Alsacia a partir del siglo VII. La Guerra de los Treinta Años causó graves daños en el pueblo debido a la ocupación de las tropas suecas.

Obernai es otro centro vinícola en Alsacia, aunque también destaca por la elaboración de cerveza.

Wissembourg

Esta ciudad creció sobre todo en los siglos XII y XIII en torno a la abadía de Saints Pierre et Paul,  una de las mayores iglesias góticas de Alsacia. También fue un punto estratégico de comercio de telas, vinos y castañas.

El Museo de Westercamp, situada en una bella casa de viñadores, ilustra la historia de la ciudad y es un punto imprescindible de visita.

 

¿Qué te han parecido estos pueblos de cuento?

¡Comenta y comparte!

1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (2 votos, Promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

 

Dinos que te ha parecido

Marivi Cervi

Amor por los libros y los viajes. Granadina viviendo en Mallorca y pensando en Seúl. Si acabas de descubrir un sitio increíble, ven y cuéntamelo. Te espero con café ;)